Can Garús es sinónimo de pasión y de trabajo bien hecho.

Nos dedicamos a aquello que más nos gusta y queremos formar parte del cambio y de la mejora de nuestro sector. Con humildad y constancia, trabajamos para continuar liderando y participando del cambio de paradigma de la agricultura moderna.

En el año 2002, nos especializamos en hortalizas para el sector gourmet. Somos una explotación agrícola de carácter familiar que, combinando tradición con innovación, transformamos los campos y los huertos que teníamos en pequeños talleres de microagricultura. Gracias a este cambio, fuimos los primeros del mercado en ofrecer todo tipo de microverduras, microbrotes, hierbas, tops, hojas y flores.

Dejamos de ser hortelanos para convertirnos en hortfebres. Producimos vegetales pensados para la gastronomía y queremos contribuir al cambio gastronómico para mejorarlo y hacerlo avanzar. Seleccionamos lo mejor de cada cosecha para que el producto final sea de gran calidad.

En Can Garús nos gustan los desafíos y los nuevos retos, y evolucionamos constantemente gracias a las sugerencias de nuestros principales clientes; los cocineros. No nos conformamos con ser un proveedor más, queremos ser el mejor aliado del chef.

Las diferentes especies y variedades son tratadas y trabajadas de manera individual y diferenciada, procurando las mejores condiciones de suelo, luz, temperatura y humedad. ¿El resultado de nuestro trabajo? Un catálogo extenso y particular que se adapta a las estaciones del año y que va creciendo en función de las inquietudes de nuestros clientes.

Os invitamos a conocer las hortalizas y las flores de nuestra casa. ¿Os atrevéis a adentraros en un mundo en miniatura de sabores intensos, saludables, puros y auténticos?

La alta cocina y nuestra agricultura comparten los mismos valores y las mismas características. Es por ello que nos gusta definir nuestro trabajo como ‘alta agricultura’.

En Can Garús queremos ser el mejor agricultor para el chef, y lo queremos ser ofreciéndole lo que necesita. ¿Cómo? Recolectando y seleccionando bajo demanda.

Haciendo que llegue en 24 horas para así garantizar que está en las mejores condiciones para su uso.

Los cocineros y sus demandas son elementos clave que se suman a nuestra pasión por la agricultura y a nuestro empeño por adaptarla a las corrientes gastronómicas.

Os invitamos a proponernos retos para idear nuevas propuestas y así conseguir sabores inéditos y resultados sorprendentes.